El Periodo Ordovícico

El Periodo Ordovícico es cronológicamente el segundo de la Era Paleozoica. En este periodo podremos ver muchos cambios en la tierra, así como también en los seres vivos que habitan en ella, siendo algunos de estos organismos especies que aún existen hoy en día.

Historia del periodo Ordovícico

El Ordovícico ocurrió en un tiempo comprendido entre los 500-440 millones de años antes de nuestra era. Durante todo este tiempo, la vida en el planeta tierra se desarrollaba única y exclusivamente en el mar.

vida marina en el periodo ordovicico

Cuando hablamos del nivel del mar, este era mucho más grande que el que conocemos hoy en día. Incluso gran parte de las áreas de los continentes estaban completamente cubiertas de agua, por lo que estos organismos tenían muchas más oportunidades para su desarrollo y eventual evolución.

Aunque en la superficie terrestre la vida fuera algo irreal debido a la falta de oxígeno en la atmósfera, en los océanos es algo totalmente diferente.

En el Periodo Ordovícico podemos observar y apreciar la gran variedad de organismos que residen en estos ambientes marinos. Tanto es así que se empezaron a formar ecosistemas tales como arrecifes donde se hospedan todo tipo de formas de vida.

Entre los animales que se encontraban es este tipo de ambientes están los trilobites, peces primitivos, mariscos y por supuesto nuevos depredadores.

Sin embargo, este periodo llegó a su fin por medio de una gran extinción, en la cual desapareció aproximadamente el 60% de la vida marina existente hasta ese momento.

Características del Ordovícico

  • Nivel del mar: En este periodo el nivel del mar es considerado como el más alto que se haya visto en la Tierra. Una prueba de ello fueron las rocas sedimentarias que se encontraron en dicho periodo.
  • Extinción: Este evento también es conocido como la extinción Ordovícico-Silúrica, y fue una de las mayores extinciones que se llegaron a ver en toda la historia del planeta tierra. Sólo llegó a sobrevivir un bajo porcentaje de la vida marina.
  • Variación climática: El Ordovícico fue un periodo conocido por sus grandes variaciones con respecto a las temperaturas. Ya que en un principio eran cálidas-tropicales, pero al finalizar dicho periodo las temperaturas descendieron drásticamente llegando incluso a formar glaciaciones.
  • Geología: La geología es una de las características que más llegó a cambiar durante este periodo. Gran parte del mundo (incluidos los supercontinentes) se encontraban rodeados por agua o por debajo del nivel del mar. Por otro lado, el supercontinente Gondwana empieza a experimentar una fragmentación, y este fragmento es lo que conocemos hoy en día como China.

Fauna y principales especies de animales

Eurypterida

Eurypterida o escorpiones de mar
Recreación de 2 escorpiones de mar

También conocido como “escorpión marino”, se trata del artrópodo que logra alcanzar los mayores tamaños, siendo de esta manera uno de los mayores depredadores de la era.

Aunque tengan el nombre de escorpión marino, debido a su estructura similar, éste no es venenoso, ni tampoco forma parte de la familia de los escorpiones.

Cuando hablamos de su estructura, éste cuenta con ojos compuestos, así como también una boca con un par de quelíceros, al igual que los arácnidos, y también cuenta con seis pares de apéndices con funciones especiales.

La aparición de este organismo no fue sino hasta mediados del Periodo Ordovícico. Sin embargo, estuvieron sobre el planeta hasta la extinción masiva que acabó con muchas otras especies al final de este periodo.

Cameroceras

Este organismo poseía una concha que podía llegar a medir varios metros. Este cefalópodo fue uno de los mayores animales de la era, y gracias a esto, fue también uno de los depredadores más dominantes en las aguas profundas.

Su alimentación era bastante variada, pero entre sus presas más comunes se encontraban los trilobites e incluso cefalópodos más pequeños.

Existen especulaciones de que, aunque las Cameroceras tenían grandes ojos, estos eran débiles, por lo que cazaban y navegaban a ciegas.

Astraspis

Esta fue una de las primeras especies de peces primitivos. Aunque no tenían mandíbulas y eran de un tamaño pequeño, por lo que eran presas de otras especies mucho más grandes.

La estructura de este organismo era ovalada, así como también transversal. Para movilizarse, utilizaban su cola móvil, la cual se encontraba conformada por placas óseas.

Clima del periodo Ordovícico

En términos generales, el clima del periodo Ordovícico, era bastante cálido si lo comparamos con las temperaturas de hoy en día. Incluso podía llegar a registrar temperaturas de entre 50-60 grados centígrados.

Sin embargo, existió una caída exagerada de la temperatura que tuvo como consecuencia la aparición de una glaciación.

Extinción masiva

Dicha glaciación, afectó al supercontinente Gondwana y debido a esto, todo el planeta se vio sumergido en temperaturas tan bajas que llegaron a extinguir a aquellas especies que no pudieron adaptarse a este nuevo ambiente.

Esta glaciación, por tanto, fue la causa principal de la extinción que se produjo al final del periodo Ordovícico, y que llegó a acabar con el aproximadamente el 60% de la vida que había en nuestro planeta.

Breve resumen en Vídeo

¿Te ha servido este artículo?

¡Pulsa sobre las estrellas para valorarlo! 🙂

Promedio de puntuación 4 / 5. Total de votos: 4

Sé el primero en votar

Sentimos que no te haya servido todo lo que quisieras...

¡Ayúdanos a mejorar!

Dinos... ¿qué crees que le falta a esta publicación?